Los dragones de Komodo se reproducen principalmente por reproducción sexual. Hay dragones de Komodo masculinos y femeninos. El apareamiento generalmente ocurre durante un tiempo específico del año, normalmente entre los meses de mayo y agosto.

Una vez que un macho encuentra a una hembra con la que puede procrear, comienza a cortejarla. Si otro macho encuentra atractiva a la misma hembra, entonces los dos machos combatirán por esta y una vez que un macho haya ganado la pelea, seguirá el cortejo.

Reproduccion del dragon de komodo

El macho lame a la hembra, ya que en algunos lugares estas lamidas la estimularan y finalmente  harán que ceda al apareamiento. A veces la hembra se resiste, sacudiéndose y haciendo sonidos de siseo. Una vez que la hembra cede, el macho se sube a su espalda. Las garras de este se fijan sobre la piel de la hembra al montarse, incluso puede morderle el cuello ligeramente. Una vez que el macho se encuentra sujetado firmemente sucede la copulación.

¿Qué pasa después del sexo?

Una vez que la hembra es fertilizada, no pone sus huevos inmediatamente. En algún momento alrededor de septiembre es cuando ella buscará un lugar para poner sus huevos fertilizados. No se sabe con certeza la razón exacta del retraso en la colocación, pero algunos sugieren que podría tener algo que ver con el calor del verano.

¿Dónde pone los huevos el dragón de Komodo?

La hembra pone sus huevos en los nidos de pájaros que habitan en la tierra y que han sido abandonados. Esto para que los huevos puedan permanecer incubados (estas aves hacen nidos enormes que están hechos de ramas y otros materiales del terreno circundante). Se ha sabido que las hembras permanecen con los huevos mientras están incubando, sin embargo, no hay ninguna evidencia que sugiera que haya cuidado de los padres después de que los huevos han eclosionado.

¿Reproducción sin un macho?

Si bien la reproducción del dragón de Komodo, como mencionamos al principio, es principalmente por vía sexual, han habido informes recientes de que las hembras han puesto huevos fértiles sin ser fertilizadas por un dragón macho. Este proceso se conoce como partenogénesis. La hembra pone los huevos sin tener ningún contacto con los machos. Sin embargo, este proceso es poco frecuente.