Los dragones de komodo usan sus dientes afilados para herir y matar a sus presas, que ocasionalmente tragan enteras. Estos también tienen glándulas venenosas. Si, has leído bien, los dragones de komodo tienen glándulas que segregan veneno.

Veneno del dragón de Komodo

Existe la creencia común de que las bacterias tóxicas en la boca del dragón de komodo son la razón por la que sus presas quedan incapacitadas y mueren, y que por lo tanto matan por envenenamiento en la sangre o choque séptico, pero esta teoría ha sido desacreditada.

Científicos han estudiado durante mucho tiempo al dragón de komodo, nativo de Indonesia, y han descubierto que segrega veneno en su boca. Este veneno proviene de glándulas salivales especializadas en la parte inferior de su boca. El veneno reduce la presión arterial y acelera la pérdida de sangre al evitar la coagulación, enviando su víctima al shock y debilitándola gradualmente. Los dragones de Komodo no son los únicos lagartos venenosos; de hecho, los demás lagartos monitores y las iguanas también comparten este rasgo.

Hoy en día, no quedan dudas de que los dragones de komodo posean esta sustancia. Ahora, la nueva pregunta sería si son realmente peligrosos debido a esta, que es lo que “venenoso” suele implicar. Entonces, ¿son venenosos los dragones de Komodo?

¿son venenosos los dragones de Komodo?

Investigaciones recientes han demostrado que los dragones de Komodo son como otros lagartos monitores, en el sentido de que segregan proteínas venenosas en sus bocas. Por lo tanto, su saliva es venenosa hasta cierto punto. Sin embargo, el veneno del dragón de Komodo no se parece al veneno de la cobra, que puede matar a la presa en unas pocas horas.

Dragon de Komodo VenenoAlgunos científicos sostienen que la saliva se combina con bacterias para causar pérdida de sangre e infecciones para debilitar y finalmente matar a la presa. Diferentes estudios confirman que la saliva de un dragón de Komodo incluye una mezcla de 53 cepas de bacterias. Sin embargo, los dragones de Komodo cuidan bien su higiene bucal, y otros científicos argumentan que su saliva no es particularmente infecciosa.

En 2005, investigadores de la Universidad de Melbourne notaron hinchazón localizada, enrojecimiento y moretones en animales mordidos por estos dragones. Baja presión arterial, parálisis muscular e hipotermia son algunos de los síntomas que comúnmente se asocian con la mordedura del dragón de Komodo. Los científicos actualmente investigan si esta sustancia en la saliva del dragón tiene otras funciones biológicas, además de debilitar a la presa; de ser así, no sería simplemente “veneno”.

Entonces, con esta información es posible afirmar que el dragón de Komodo es venenoso. Aunque se valga de varios factores, como sus potente mordida y las bacterias en su saliva,para finalmente matar a su presa.

¿Las mordeduras de dragón de Komodo son peligrosas o mortales?

Las mordeduras de los dragones de Komodo criados en cautiverio suelen ser bastante inofensivas, dado que el uso de antibióticos y un ambiente limpio asegura que las bacterias no proliferen en su boca. Aunque, si te muerde un dragón de Komodo deberías buscar asistencia médica, incluso en las situaciones más seguras dada la presencia del factor veneno en su saliva.

Aunque la teoría de las bacterias sépticas que matan a través del envenenamiento en la sangre ha sido refutada. Un ataque de esta lagartija es peligroso, más por su fuerza y brutalidad que por su veneno.